"Cobertura nacional e internacional (Portugal, Latinoamérica, Rumanía, etc)"

902 099 164

Derecho de Sucesiones

¿Qué es la HERENCIA?

Se denomina herencia, al conjunto de bienes, derechos y obligaciones que forman el patrimonio de una persona a su fallecimiento. Este conjunto de bienes y derechos en ocasiones recibe el nombre de caudal hereditario (caudal relictio). El caudal hereditario lo forma así el patrimonio del causante en el momento de la muerte, eliminando aquellos bienes, derechos y obligaciones que se extinguen por el hecho de la muerte (derechos y obligaciones vitalicias y los personalísimos). Este caudal se relaciona en el inventario de bienes con su correspondiente pasivo.

El heredero quedará subrogado en la posición del causante en toda su extensión.

 

ACEPTACIÓN DE LA HERENCIA

Se pueden dar tres situaciones:

  1. Aceptar en pura y simple. Mediante la aceptación pura y simple de una herencia, el heredero sucede en todo al causante, adquiriendo consiguientemente los bienes y los derechos de la herencia y subrogándose asimismo en las obligaciones del causante que no se extinguen por la muerte. 
  2. Aceptar la herencia a beneficio de inventario, para conseguir que las deudas del difunto no contaminen los bienes y el patrimonio propio del heredero, de tal modo que éste solo responda por deudas del fallecido con los bienes de la herencia, cabe aceptar la herencia a beneficio de inventario. Y es posible que quien haya aceptado la herencia sin este beneficio lo haga posteriormente.Deben cumplirse determinados requisitos, como son:
    1. Aceptación expresa de la herencia a beneficio de inventario. Dicha aceptación puede realizarse ante Notario o bien por escrito ante cualquiera de los Jueces que sean competentes para prevenir el juicio de testamentaría o abintestato, pudiendo también efectuarse dicha declaración, si el heredero se halla en país extranjero, ante el Agente diplomático o consular de España que esté habilitado para ejercer las funciones de Notario en el lugar del otorgamiento.
    2. Formación de inventario. La declaración de aceptar la herencia a título de inventario no surtirá efecto alguno si no va precedida o seguida de un inventario fiel y exacto de todos los bienes de la herencia. Dicho inventario se principiará dentro de los 30 días siguientes a la citación de los acreedores y legatarios y concluirá dentro de otros 60 días. Si por hallarse los bienes a larga distancia, o ser muy cuantiosos, o por otra justa causa, esos 60 días parecen ser insuficientes, podrá el Juez prorrogar dicho término por el tiempo que estime necesario, sin que pueda exceder de un año.
    3. Plazo para utilizar el beneficio de inventario: El heredero que tenga en su poder los bienes de la herencia o parte de ellos y quiera utilizar el beneficio de inventario, deberá manifestarlo al Juez competente para conocer la testamentaría o del abintestato (según algunos autores se puede efectuar también ante Notario), dentro de los 10 días siguientes al en que supiere ser tal heredero, si reside en el lugar donde hubiese fallecido el causante de la herencia. Si reside fuera el plazo será de treinta días. En ambos casos, el heredero deberá pedir a la vez, la formación del inventario y la citación a los acreedores y legatarios para que acudan a presenciarlo. Cuando el heredero no tenga en su poder la herencia o parte de ella ni haya practicado gestión alguna como tal heredero, los plazos se contarán desde el día siguiente al en que expire el plazo que el Juez le hubiese fijado para aceptar o repudiar la herencia o desde el día en que la hubiese aceptado o hubiese gestionado como heredero. Fuera de todos estos casos y si no se ha presentado ninguna demanda contra el heredero, éste podrá aceptar a beneficio de inventario, mientras no prescriba la acción para reclamar la herencia.El heredero perderá el beneficio de inventario si por culpa o negligencia de éste, no se principia o no se concluye el inventario en los plazos previstos, o si a sabiendas deja de incluir en el inventario alguno de los bienes, derechos o acciones de la herencia y/o si antes de completar el pago de las deudas y legados enajena bienes sin autorización judicial o la de todos los interesados o no diere al precio de lo vendido la aplicación determinada al concederle la autorización.
  3. Renuncia: 

Dos tipos: 
Renuncia simple es aquella en la que el heredero renuncia sin más a la herencia, lo que da lugar a que aquello a lo que ha renunciado acrezca al resto de coherederos. Por ejemplo, tres hermanos co-heredan el 100% de una herencia y uno de ellos renuncia, lo que supondrá que su 33% se repartirá al 50% entre cada uno de los otros dos.
Renuncia traslativa, es decir, renunciar a la herencia en beneficio de otra persona (otros coherederos en concreto, o los hijos, o incluso un extraño). Realmente, en este caso no se trata de una renuncia realmente. Aquí, y es importante ser consciente de ello a efectos civiles y fiscales, lo que se está haciendo es aceptar la herencia y donarla a ese beneficiario.
La renuncia ha de realizarse en documento público, bien ante Notario, bien ante el Juez que conoce del caso, debe ser expresa, y es irrevocable, pudiendo llevarla a cabo a partir de los 9 días de la muerte del causante.

 

¿QUÉ ES LA LEGÍTIMA?

La legítima es la parte de la herencia de la cual no se puede disponer libremente tras nuestra muerte, sino que hay que repartirla entre los herederos forzosos. Es decir, el legislador ha determinado que como mínimo se ha de dejar algo a ciertos herederos, a esto que ha de ser repartido se le conoce como legítima.

 

LA DESHERACIÓN

El código civil contempla situaciones en las que el testador puede desheredar a cualquiera de los herederos forzosos, algunas sirven de argumento contra cualquier heredero forzoso y otras son solo válidas ante algún tipo de heredero forzoso.

Se ha de hacer mediante testamento, que puede ser de cualquier tipo. Se puede desheredar únicamente a los herederos forzosos, es decir, descendientes, ascendientes y cónyuge. A estos se les puede desheredar en las siguientes situaciones:

  1. Aquellos padres que abandonaran, prostituyeran o corrompieran a sus hijos.
  2. Cuando se haya cometido un delito contra el testador (atentar contra la vida del testador, de su cónyuge o ascendientes, haber calumniado al testador de un delito que conlleve prisión).
  3. Haber atentado contra la libertad del testador de testar (realizar testamento disponiendo de sus bienes como crea más conveniente)

Las causas contra los descendientes

  1. Haber negado sin motivo legítimo los alimentos al padre o ascendiente que le deshereda (es decir, no haber cuidado de los padres).
  2. Haber maltratado o injuriado gravemente de palabra

Las causas contra los ascendientes:

  1. Haber negado alimentos (no haber cuidado correctamente) a los hijos o descendientes sin motivo alguno.
  2. Haber atentado uno de los padres contra la vida del otro sin que hubiere reconciliación.
  3. Haber pedido la patria potestad por las causas expresadas en el artículo 170 del código civil

Las causas contra el cónyuge:

  1. Haber negado alimentos (no haber cuidad) a los hijos o al otro cónyuge.
  2. Haber atentado contra la vida del cónyuge testador, si no hubiere mediad reconciliación (aunque esto se incluye en el código civil, habría que ver como se aplicaría en por un juez dada la legislación actual contra la violencia de género).
  3. Haber cometido acciones que den lugar a la patria potestad.
  4. Haber incumplido grave o reiteradamente los deberes conyugales.

 

¿QUÉ SON LOS LEGADOS?

Se denomina legado o manda al acto a través del cual una persona, en su testamento, decide repartir una parte muy concreta de sus bienes a otra persona determinada. Hablamos en todo caso de bienes individuales, y no de porciones del patrimonio. 

El legado al igual que la herencia está sometido a los límites que establezca la ley. Por ello, si la ley reconoce la existencia de legítimas, éstas habrán de ser respetadas no sólo por los porcentajes hereditarios expresados en el testamento, sino también por los legados que el causante pueda hacer. Un legado será declarado inoficioso si afecta a la legítima, o lo que es lo mismo los legados sólo provienen del tercio de libre disposición de la herencia.